Jueves, 24 Septiembre 2020 08:00

La importancia de reaccionar rápido con traumatismos dentales infantiles

Escrito por Clínica Dental
Valora este artículo
(0 votos)

En estas épocas es muy habitual que se den casos de contusiones y traumatismos dentales en niños. Los juegos en las piscinas, en parques, columpios o la práctica de deportes, pueden llevar al niño a una mala caída que le provoque un golpe en los dientes. 

Los traumatismos dentales son muy frecuentes en la infancia y adolescencia y se considera que es la segunda causa de demanda odontológica urgente después de la caries dental.

Tipos de lesiones por traumatismo dental

En los momentos posteriores al golpe del niño, será fundamental que analices si el diente o dientes afectados son temporales o definitivos y qué tipo de lesión tienen. Te explicamos las principales.

Concusión. Se trata de un golpe que no afecta a la movilidad del diente y que tampoco ha generado ninguna rotura. En este caso no es necesaria la visita urgente al dentista y se tratará con dieta blanda y antidoloríficos. De todas formas, si con el paso de los días el niño sigue teniendo molestias, recomendamos acudir a una revisión.

Luxaciones

Subluxación. Se produce un ligero movimiento en el diente y puede darse algo de sangrado en la encía. Cuando esto sucede, recomendamos actuar como con las concusiones, con dieta blanda y antiinflamatorios, además de realizar un control en el dentista. Si este caso se da en dientes definitivos, además, el odontólogo deberá realizar una ferulización, sujetando el diente a los contiguos, para que vuelva a fijarse.

Luxación extrusiva o intrusiva. En este caso el diente se suelta hacia afuera o se incrusta, dependiendo del tipo de luxación. Recomendamos poner frío para anestestiar y reducir el dolor, y acudir cuanto antes al odontólogo, que valorará el tratamiento a realizar. 

Avulsión

Se trata de la pérdida completa de la pieza dental. En esta situación será muy importante, inicialmente, revisar cuántas piezas se han perdido, recuperarlas y tapar la herida con una gasa estéril. Si el diente es permanente, habrá que sujetarlo por la zona de la corona, sin tocar la raíz, colocarlo en leche o suero fisiológico y acudir de urgencia al dentista en la primera hora, para intentar volver a recolocarlo.

En el caso de los dientes de leche, nunca hay que recolocarlos ya que implica peligro de infección y también de que se queden pegados al hueso, sin posibilitar la salida de los definitivos.

Fracturas dentales

Hay varios tipos de fracturas entre los que destacamos: 

Fractura de esmalte o esmalte y dentina. Estas son las capas más superficiales del diente, por lo que, para dientes de leche se requerirá un pequeño limado del diente. Si esto sucede en un diente permanente, se intentará recolocar la pieza rota o se realizará un tratamiento estético de reconstrucción.

Fractura coronal. Si en la fractura del diente se ve un punto rojo, esto significa que habrá afectado también al nervio, por lo que se trata de una fractura coronal. En esta situación será también muy importante acudir a la clínica dental cuanto antes y evitar poner frío en la zona afectada.

 

Como habéis visto, los traumatismos en los dientes, tanto de leche como en los definitivos, pueden tener consecuencias en las encías y en la dentición, por lo que es importante reaccionar rápido.

Desde nuestra clínica dental en Vall d’Uixó, aconsejamos acudir cuanto antes a un odontólogo que pueda poner solución a la lesión, sobre todo cuando se trata de la caída del diente. En este caso, será importante evitar acudir a Urgencias ya que no disponen de odontólogos y este tipo de accidentes es necesario que se solucione con un dentista especializado.

Visto 75 veces Modificado por última vez en Jueves, 24 Septiembre 2020 08:49

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información